tecnología para abogados canoa remamos juntos

Tecnología para abogados: retos y ventajas

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp

El universo legal tech nos ofrece muchas posibilidades: tecnología para abogados con el fin de conseguir mejores resultados. Sin embargo, aún considerando las ventajas, la transformación de un bufete de abogados en una empresa de servicios legales no siempre es fácil. ¡Surgen muchas dudas! Pero es lo normal. Hablamos de transformación digital, de retos y ventajas, pero también de barreras y limitaciones. ¿La finalidad? Ayudar a los equipos legales a obtener mejores resultados. 

Hoy vamos a hacer un repaso de en qué momento nos encontramos en relación con la incorporación de la tecnología en el mundo legal, los principales retos que conlleva y también las preocupaciones. Vamos a preguntarnos y a reflexionar para intentar aportar un poco de luz al asunto. 

En qué momento nos encontramos? La pandemia como punto de inflexión. 

Sin duda alguna la pandemia, además de mostrarnos cómo se paralizaba la actividad empresarial y económica por unas semanas y cómo reaccionábamos a dicho situación, se ha convertido en el acelerador más importante de los últimos años. ¿Opináis lo mismo? Os lo contamos mejor.

  • Los procesos de transformación digital se han acelerado de una manera jamás antes vista y todas las organizaciones se encuentran sumergidas, con sus particularidades, en un proceso de cambio.
  • Tecnologías disponibles: en un periodo muy corto de tiempo se han puesto a disposición de muchas organizaciones un abanico de tecnologías diversas, de muy fácil acceso, pero de cierta complejidad en su implementación. La cuestión es que la cultura de una organización tiene un peso muy relevante, y especialmente cuando se plantean cambios.
  • Honorarios: la pandemia nos ha mostrado una crisis y con ella, aunque no seamos del todo conscientes, una reducción en los honorarios que cualquier cliente está dispuesto a pagar por nuestros servicios.

El gran reto de un despacho de abogados, convertirse en una Legal Tech

La tecnología para abogados y empresas legales ya no es una opción, en el punto anterior hemos explicado los motivos que nos han llevado hasta aquí. Si os sentís identificados, acompañadnos un poco más. A continuación, vamos a hablar de los retos y dificultades de dichos cambios.

Las empresas de servicios legales

Primero, ya no hablamos de despacho de abogados, sino que se habla de “Empresas de servicios legales”. La práctica del derecho en 2022 requiere de un colectivo multidisciplinar. En consecuencia, los despachos de abogados, se están convirtiendo en empresas de servicios legales, en lo que en muchos casos nos referimos como Legal Tech. Más adelante os lo detallamos, pero ahora vamos a hablar de otro gran reto.

El control, el nuevo paradigma en la gestión legal

Segundo, el control en la gestión ya es totalmente imprescindible. Este aspecto de cualquier negocio, en los últimos años, se ha convertido en el nudo gordiano de las empresas de servicios. Sin duda, la tecnología va a ser un aliado crucial.

Como decimos, el control es un nuevo paradigma en la gestión legal. Los despachos de abogados no hace muchos años facturaban por horas dedicadas a cada asunto. En 2022, esto ya no existe. 

Uno de los motivos que nos han llevado hasta aquí es que los clientes piden resultados. Es decir, exigen predictibilidad, flexibilidad y tecnología.  En Management se suele decir que aquello que no se puede cuantificar, no se puede gestionar (no nos debe extrañar, pues leemos que hay un ranking de la felicidad en el mundo).

Para todo ello, una empresa de servicios legales debe tener implementados KPI (Key Performance Indicator). Un KPI viene a ser una métrica que se utiliza como medición del desempeño, sintetizando la eficacia y la productividad.

Además de una gestión de los TMOs. Este concepto, relacionado con el trabajo orientado a resultados, no es más que el tiempo promedio que debe durar una acción (hace referencia a tareas de carácter repetitivo)  expresado en minutos o segundos. Cada empresa tiene su estrategia para calcular el TMO ideal o de su servicio. Por lo general, el cálculo se basa en un base de datos históricos, para extraer el valor.

¿Qué preocupa a los abogados con relación a la tecnología? 

En un paradigma de cambio es perfectamente normal que surjan inquietudes. Esto no debe concebirse como algo negativo, sino como que queremos hacer las cosas bien para adaptarnos, y es normal que nos preocupe hacerlo de la mejor forma posible. A continuación, recogemos las principales preocupaciones que nos transmiten los abogados entorno la tecnología. Así mismo, vamos a aprovechar para aportar nuestro granito de arena y explicar cómo revertir estas preocupaciones. No debemos olvidar que los cambios también son oportunidades. 

Un abogado sabe que área de práctica ejerce, pero ¿conoce y comprende en que negocio está su empresa?

Los abogados históricamente han sido grandes especialistas, en donde la parte de gestión inherente a su actividad siempre les ha resultado ajena. Actualmente, cada abogado debe convertirse en gestor de su área de actividad y su equipo. 

Para gestionar este cambio nace un nuevo perfil profesional: Legal Management Operations (director legal de operaciones). Podríamos decir que al igual que en un hospital hay un director médico, cuyo cometido está vinculada en la gestión de la organización del hospital, lo mismo tendrán que hacer las empresas legales. 

¿La evolución de la tecnología para abogados supone una intromisión?

La tecnología es un proceso que, con el paso de los años, ha ido evolucionando en diversas áreas profesionales, sin que ello suponga una intromisión en la profesión. Al contrario, el profesional debe aprender a disfrutar de la tecnología. Ello permitirá al abogado prescindir de tareas rutinarias, repetitivas y de escaso valor para concentrarse, en trabajo de más valor añadido para su cliente.

De la mano de la tecnología, existen diversidad de soluciones. Las empresas que las adaptan, hacen la actividad legal mucho más eficiente, más competitiva, en tiempo y costes, y de un nivel de especialización que nunca antes se había conocido.

¿La tecnología pone en cuestión el conocimiento jurídico de los abogados?

La capacidad de conocimiento jurídico no se pone en cuestión, pero la manera de aplicación ha evolucionado por muy diversas causas, entre ellas está la tecnología. Así, cada empresa legal deberá adaptarse a las circunstancias.  Las  empresas Legal Tech se van especializando en distintos tipos de negocio que, en general, se pueden agrupar en cuatro campos distintos:

  • Complejidad del asunto.
  • Especialización en el área de práctica legal.
  • Estandarización y volumen.
  • Flexibilidad en los equipos.

¿Van a intervenir otros profesionales en el ejercicio del derecho?

La necesaria colaboración con equipos multidisciplinares, no necesariamente abogados, tanto internos como externos de entrada, puede sorprender. Se trata de una novedad en un despacho de abogados, en donde se integran los ingenieros, matemáticos, economistas… Que hasta la fecha no tenía lugar. 

En el ecosistema digital, los equipos multidisciplinares generan una sinergia muy potente en el desarrollo de los negocios legales. En la actualidad las empresas Legal Tech se están configurando con equipo multidisciplinares: ingenieros de procesos, legal operations manager, data scientist,  matemáticos, economistas… Y, por su puesto, abogados. En este sentido, el abogado es la punta de lanza de estos equipos innovadores, por lo que es una gran oportunidad para estos profesionales. 

¿La tecnología experimenta una evolución demasiado rápida?

Desde hace años que vemos como la tecnología experimenta una rápida evolución en cada área profesional. Sin embargo, cuando la velocidad aumenta al ritmo de estos últimos 3 años, se convierten en una revolución a la que nos debemos adaptar para la supervivencia de nuestras actividades profesionales

De esta revolución surgen empresas de servicios legales, cambiando a las empresas especializadas por perfil de negocio. Es decir, por la forma en como aplican el conocimiento legal, mediante herramientas y tecnología.

Un cambio nos puede remover porque, sobre todo, no sabemos por dónde empezar. Elaborar una estrategia tecnológica e implementar procesos de Innovación y gestión del cambio nos va a permitir tranzar la hoja de ruta para lograr nuestros objetivos. 

la tecnología para abogados como elemento central de la transformación legal

La tecnología es el eje central de esta revolución, pero no tenemos que confundirnos con que es la finalidad. Debemos recordar que la tecnología no es nada más que un medio que sí, ha venido para quedarse, pero también para hacer más eficientes las tareas de los despachos: una forma de trabajar más cómoda para el profesional, orientada al cliente y siempre con los objetivos y los resultados en el punto de mira. Al final, la tecnología para abogados hace que estos profesionales se puedan dedicar su tarea: el ejercicio del derecho.

¿Hablamos?

Estaríamos encantados de escucharte.

Compartir:

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Posts Relacionados